Mínimo 4 letras

Noticia

Noticia

Se restaura el tramo de muralla que se conserva en el Museo Arqueológico

21 de junio de 2023

El Museo Arqueológico de Tarragona, ubicado en la plaza del Rei, se encuentra inmerso en un proyecto de adecuación. En el marco de estas actuaciones, se han iniciado las labores de intervención en el segmento de muralla republicana, la rampa anexa y el espacio que los acoge.

El valor estimado del proyecto es de 154.316,02€, tiene una duración prevista de 22 semanas, y los trabajos correrán a cargo de Rècop, Restauraciones Arquitectónicas.

En el contexto de la renovación museográfica del museo, la muralla se mantiene como un elemento excepcional dentro del recorrido, por lo que es necesaria una actuación global, que abarque la consolidación, restauración, limpieza y mejora para el encaje con la nueva museografía.

Ámbito de la intervención

Las actuaciones en la muralla se realizarán con la colaboración de un equipo pluridisciplinar, principalmente de los campos de la arqueología y la restauración.

Durante las obras, el Centro de Restauración de Bienes Muebles de Cataluña (CRBMC) y técnicos del MNAT velarán por el rigor y la calidad de las intervenciones de conservación-restauración realizadas en la muralla, asesorando y marcando directrices y criterios de intervenciones.

El proyecto persigue el doble objetivo de estabilizar la estructura y consolidar el soporte de los elementos de piedra, y se divide en cuatro apartados diferentes:

-Monitorización y control de los procesos ambientales y de degradación

-Retirada de añadidos e instalaciones obsoletas, como gravas, barandillas y aceras

-Intervención de conservación-restauración, donde se estabilizarán los sillares inestables, se saneará y limpiarán las superficies, se eliminarán las eflorescencias salinas y se consolidarán materiales.

-Mejoras en los espacios adyacentes a la muralla.

La muralla romana

El edificio del Museo Arqueológico conserva en el piso inferior un tramo aproximadamente de 26 m de muralla de época romana, así como una rampa anexa, que forman parte de lo que se llama la segunda fase de la muralla, fechada en el siglo II a.C. Del conjunto se conoce parte de los paramentos exteriores, así como parte de su núcleo. La muralla fue objeto de diversas intervenciones y modificaciones en época medieval, moderna y contemporánea.

En 1948, con las obras de construcción del Museo, se pusieron al descubierto los restos de la muralla. Mossèn Serra i Vilaró informó a los miembros de la Comisión Provincial de Monumentos del hallazgo. Por consiguiente, el nuevo edificio tuvo que integrar en su planta subterránea el tramo conservado.

La muralla está catalogada como BCIN, y forma parte del Conjunto Histórico Artístico y zona arqueológica de la Part Alta de Tarragona, y es uno de los monumentos que forman parte del conjunto arquitectónico de Tarraco, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000.

Siguiente: El Conjunto de Centcelles en el Congreso Europeanatech
Anterior: El MNAT participa en el proyecto Joan Serra i Vilaró

Para poder mejorar nuestros servicios utilizamos cookies de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta su utilización

Más información Cerrar
Programador web app girona freelance